Alimentación infantil, recetas de papillas y menús familiares


transición de la papilla al alimento entero
marzo 10, 2008, 11:25 am
Filed under: INFORMACION SOBRE ALIMENTACIÓN, RECETAS PAPILLAS | Etiquetas: , , ,

¿y la transición al alimento sólido?

No, no es tan difícil como parece. Existen muchas formas y depende sobre todo del interés que muestre el bebé hacia los alimentos enteros. En general, se recomienda que aunque se les dé papillas, se les permita manipular (no solo comer, sino tocar, chupar, jugar… ¡¡¡ensuciarse!!!!) con trocitos de alimentos, a fin de que poco a poco se conviertan en algo cotidiano. Se les puede dar trozos de fruta, por ejemplo de plátano, o tortas de arroz y maiz, pan (cuando ya toman gluten), dados de patata u otras verduras tiernas y un largo etcétera que dependerá sobre todo de los gustos familiares a la hora de comer.

Todas sabemos que con un bebé en casa, se agradece poder comer tranquilos y por ello muchas parejas eligen comer o cenar cuando el bebé duerme. Es una opción que debe valorar cada uno, aunque también es cierto que si el bebé se acostumbra a compartir esa mesa familiar, mientras puede saborear algún trocito de lo que allí se sirve, se facilitan 3 cosas:

1.-será más fácil que acepte la alimentación sólida y variada, pues ya la conoce y la asocia a algo que sus padres también hacen

2.-aprenderá antes, por imitación, las normas sociales referentes a la alimentación

3.-mejora la comunicación familiar, pues lo cierto es que hoy en día casi no tenemos tiempo para compartir en familia.

En fin, es algo muy personal que cada familia debe valorar según sus necesidades. En cualquier caso, lo que sí es imprescindible es lo siguiente: JAMÁS SE DEBE DEJAR A UN BEBÉ COMER SIN SUPERVISIÓN ADULTA. CUALQUIER ALIMENTO ES SUSCEPTIBLE DE PROVOCAR UN AHOGO O DE SENTARLE MAL.

Resumen: Sistemas de transición papillas a sólidos:

1.-al principio, dejarle investigar y probar alimentos como juego. Una buena relación con la comida a estas edades puede ser la clave para que coman bien en el futuro. Pero si se fuerza demasiado, tanto en cantidad como en un exceso de variedad en poco tiempo, no es raro que cojan manías e incluso asco a algunos alimentos. Un bebé no debe llorar en la comida ni acabar vomitando por comer demasiado, es mejor que coma poco pero tranquilo y disfrutando del momento. Y si come poquito, siempre se le puede reforzar con más tomas de pecho o biberón. Recordad que el primer año de vida lo esencial es la leche, por delante de TODOS los demás alimentos.

2.-cuando veamos que lo va aceptando, se pasa a las papillas con tropezones. Por ejemplo, una papilla de verduras con trocitos diminutos de carne (o pescado, huevo duro, si ya los toma). Otra opción es hacer sopas espesas, con abundante pasta o arroz o legumbre. O mezclar un yogur con trozos de fruta.

3.-el último paso es que el peque consiga tomar un plato totalmente sólido, sin acompañarlo de purés ni caldos. Llegará un momento en que será capaz de comer un plato de pescado con su guarnición… pero todo lleva su tiempo y no es bueno correr.

La clave es la paciencia.


1 comentario so far
Deja un comentario

hjtyj.

Comentario por k87




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: